En el día de ayer, citamos a la Comisión Bicameral de Deuda Externa en el Congreso, al ministro de Finanzas Luis Caputo para que responda sobre el proceso de endeudamiento de nuestro país y su participación en empresas offshore en el exterior.

El Ministro dejó en evidencia su afán por evadir preguntas, haciendo contextos para desdibujarlas y no definiendo cuestiones complicadas.

Dentro de sus afirmaciones Caputo hizo al menos dos graves: la comparación de una offshore con una caja de seguridad, y la minimización de que un funcionario del Gobierno tenga su dinero en paraísos fiscales en el exterior.

También faltó a la verdad cuando dijo no tener relación con una empresa del exterior involucrada con la compra de bonos de la deuda externa, cuando documentación que está en manos de la justicia lo señala como accionista de la misma.

Sumado a todo esto, el ministro se levantó y se fue sin responder a las consultas de todos los Diputados y Senadores presentes.

Una vez más el Poder Ejecutivo, esta vez en cabeza de un funcionario, menoscaba al Congreso de la Nación, continuando con la línea que el Presidente Macri eligió como estrategia de ataque a la hora de no conseguir los consensos necesarios para llevar adelante sus acciones de Gobierno.