Desde fines del año pasado y con el correr de este año, vemos con suma preocupación el aumento indiscriminado de las tarifas de peaje, el cambio de las condiciones en los horarios de pasada, creación de tarifas diferenciales nuevas, extensión de los horarios considerados “pico” y el cobro diferencial de estos en ambas manos en algunos casos, en distintos accesos, autopistas y corredores viales del país, cuestiones que quedan al libre albedrío de las contrataciones con cada empresa para cada corredor vial.

Dichos aumentos tienen un impacto directo en el bolsillo de los usuarios que utilizan sus vehículos particulares como medio de transporte, y además impactan, de manera indirecta, por ejemplo, en operaciones de logística, lo cual siempre se traslada a los precios y termina golpeando el bolsillo de todos los argentinos.

Es así que resulta de suma importancia incluir dentro de las obligaciones contractuales para los concesionarios viales, pautas generales que pongan un límite a los aumentos indiscriminados de tarifas, que solapadamente se llevan a cabo mediante la extensión de los horarios considerados “pico” o a través de la creación de tarifas diferenciales nuevas, cuya única finalidad, lejos de propender al ordenamiento del tránsito, es recaudatoria y en beneficio de las grandes empresas que resultan contratistas en los distintos corredores viales.

Es por eso que presenté un Proyecto de Ley en la Cámara de Diputados, para poner un límite a las franjas horarias consideradas “pico”, no pudiendo exceder estas de más de dos horas diarias matutinas y dos horas diarias vespertinas y eliminando las tarifas diferenciales de congestión, en todas las autopistas, rutas y corredores viales del país.

Descarga el Proyecto desde acá!  Proyecto de Ley